es
en

Los beneficios del teatro en la educación

Los niños mejoran su inglés gracias a nuestros programas
El teatro es una gran vía para mejorar las diferentes capacidades de nuestros hijos. En el British School de Navarra hemos comprobado como la estimulación artística ayuda a que los más jóvenes desarrollen su lenguaje, expresividad, relaciones sociales o el control de las emociones. Es por ello que nuestro colegio de Pamplona tiene diversos planes de arte dramático dependiendo del curso en el que se encuentren nuestros alumnos.
 
Nuestros estudiantes más pequeños, desde su entrada a la escuela hasta el segundo curso, realizaron en diciembre de 2018 una producción navideña sobre la historia de Rudolph, el reno más popular de Santa Claus. Del tercer al sexto curso, los alumnos trabajarán en una función con vistas a Semana Santa, mientras que los estudiantes entre el séptimo y décimo curso pondrán todo su esfuerzo en la función de verano de fin de curso.
 
Para ello, ofrecemos un programa de 6 semanas en el que los alumnos aprenden todo lo necesario antes de “la gran función”. Cualidades como hablar en público, el lenguaje corporal, la potenciación de la memoria o el trabajo en equipo son adquiridas por los niños desde edades muy tempranas.
 
Aprender inglés con el teatro
 
Mención especial merece el apartado sobre cómo mejorar el inglés gracias al arte dramático. Hemos podido contrastar como nuestras actividades de arte dramático han aportado mejoras en el idioma de los estudiantes, tanto de aquellos que no tienen el inglés como su primera lengua como los que sí.
 
Principalmente, los objetivos alcanzados con estos programas son:
 
  • Lograr que los alumnos se expresen de manera creativa y espontánea en diferentes contextos.
  • Aportarles la confianza necesaria para hablar en inglés gracias a las diferentes palabras que van aprendiendo.
 
Todo ello, se consigue gracias a las mejoras que incorporan a su lenguaje mediante un vocabulario más amplio, utilización de “phrasal verbs”, utilización de diálogos en diferentes contextos de “storytelling”, mejora de la pronunciación y articulación de las palabras, fluidez en la lectura, revisión de las reglas gramaticales y una mejora en la comprensión lectora.
 
Mención especial merece la creatividad que se genera en los niños durante nuestros programas. Algo que fomentamos a través de diferentes juegos y de la improvisación de guiones y monólogos que llevan a cabo durante las clases.
 
En definitiva, ¡una gran iniciativa mediante la que aprenden y se divierten al mismo tiempo!